Checktobuild permite, además, un ahorro del 30% en desperdicios de material. Facsa, Sando o Moss Construction son algunos de sus clientes.

Hay proyectos disruptores que vienen muy marcados por la personalidad de sus fundadores. Es el caso de CHECKTOBUILDla startup malagueña impulsada por Alejandro Ruiz en 2020 que ya ha logrado abrir una filial en Estados Unidos y convertirse en una de las compañías con más proyección dentro del sector de la digitalización del proceso de inspección digital de obras en construcción que ha convencido a firmas como Sando, Moss Construction, Danosa o Facsa.

El emprendedor reconoce que ya de muy pequeño soñaba con seguir «los pasos de Bill Gates» -asevera con una sonrisa-, una aspiración que pronto entendió igual era demasiado inalcanzable, pero que no le quitó ni un ápice a su determinación para alcanzar su meta: poner en marcha una empresa con base tecnológica.

«Estudié ingeniería de software, pero mi pasión es el negocio. Siempre me había gustado la tecnología y el destino hizo poesía», explica a D+I el CEO y fundador de CHECKTOBUILD

Desde el principio, en la conformación de su proyecto las piezas han ido encajando como si de un poema se tratara. Mientras completaba su formación en Silicon Valley se cruzaron en su camino los modelos 3D que ya aplicaban en Estados Unidos los arquitectos en el desarrollo de los proyectos y fue entonces cuando lo vio claro. 

«Me fascinó que allí ya se utilizaran estos modelos 3D y, además, en mi caso, mi familia ha tenido mucha relación con el sector de la construcción desde abajo; mi padre y mi hermano son albañiles, así que fue como si se hiciera poesía, todo encajaba», relata el fundador al recordar la génesis de Checktobuild.

Además, cabe destacar que su primera validación de producto se desarrolló de la mano de FCC, un hecho que hacía ya presagiar por aquel entonces el potencial del proyecto.

Su propuesta disruptiva aspira a abrir su tecnología no solo a la gran empresa, sino también a la pequeña y mediana compañía, de forma que, gracias a la digitalización y la inteligencia artificial que brinda su plataforma, puedan agilizar los plazos en la supervisión de los proyectos para hacer más eficiente todo el proceso y recortar costes.

Alejandro Ruiz es el fundador y CEO de Checktobuild.

En el mercado ya existen otras propuestas para que la dirección de las obras digitalicen estas inspecciones claves en los procesos de construcción, pero su coste es mucho mayor y también se requiere unos conocimientos especializados para su manejo e interpretación de datos de los que no disponen todas las empresas, en especial, las pymes.

El software de Checktobuild está basado en cloud y facilita la inspección de cada paso de las obras de forma automatizada y utilizando inteligencia artificial. En concreto, la startup ha logrado un tiempo que mejora en un 75% el periodo de inspección actual.

Mejorar la vida de la dirección de obra

Su meta es solucionar la vida a quien ejerce la dirección de obra: basta grabar un vídeo del proceso constructivo en cualquiera de sus fases, exportarlo en formato 3D y enviarlo, junto a los planos del arquitecto, a su plataforma.

En pocos minutos, el sistema comprueba si el trabajo progresa en tiempo y forma o si, por el contrario, hay defectos y retrasos. A partir de ese momento, el software genera informes de obras que sirven para observar el progreso del proyecto y comparar la obra planificada con la evolución de la que se está construyendo.

Así, se pueden detectar desviaciones o patrones ineficientes en la construcción, se mejoran los sobretiempos y el exceso de costes y se agiliza el proceso de toma de decisiones. 

«Nos diferenciamos por la facilidad de uso, cualquier operario puede utilizarlo y el ahorro de los tiempos en notable, sobre todo en algunos casos. En el análisis del aplanamiento de suelos hemos conseguido reducir la inspección de 40 horas con otros sistemas a solo cuatro con Checktobuild», esgrime Alejandro Ruiz.

Reducir la huella de carbono

La sostenibilidad es otra de las señas de identidad de su propuesta y casa a la perfección con el papel que la huella de carbono está teniendo en la actualidad en todos los proyectos de obras en construcción.

Con la transición energética en marcha y el cambio climático como telón de fondo urge buscar soluciones que gracias a la tecnología y la digitalización persigan estos objetivos.

En este contexto, Checktobuild permite que gracias a su automatización del análisis de datos la huella de carbono del proyecto se vea reducida en hasta un 7%, explican desde la compañía.

La startup se encuentra en un momento de crecimiento tras haber abierto su filial en Estados Unidos este año, mercado donde han encontrado su producto market fit. «Tenemos sede en Miami y tenemos abierta nuestra segunda ronda de 1,5 millones de dólares, estamos centrados en el desarrollo del producto», añade el CEO.

Equipo humano de la startup malagueña Checktobuild.

Echando la vista atrás, Alejandro Ruiz asegura que el esfuerzo ha merecido la pena. Dos años no es mucho tiempo pero sí para el ecosistema emprendedor que, con una pandemia de por medio, ha tenido que redoblar esfuerzos para proseguir con sus proyectos.

En cualquier caso, Checktobuild no hubiera llegado a donde está en la actualidad sin el equipo que acompaña a Alejandro Ruiz: Emanuel Ramírez, ingeniero de software 3D; Francisco Pérez, ingeniero y arquitecto de software; Wilde Ruiz, cofundador y CMO; Daniel Guerrero, ingeniero de software; David García, director comercial, y Manuela Molina, jefa de Diseño.

«Es muy importante el equilibro emocional, hay momentos muy duros. En mi caso, siempre ha pasado algo en las situaciones críticas que nos ha hecho seguir hacia delante», esgrime Ruiz.

Algunos le llaman suerte. Otros, perseverancia y duro trabajo.

Si deseas ver todo el articulo: https://www.elespanol.com/invertia/disruptores-innovadores/disruptores/startups/20220919/solucion-inspeccion-digital-obras-mejora-supervision-actual/703679827_0.html