fbpx

El caso Hawaiian Dredging.

Como se ha apuntado en más de una ocasión, el sector de la construcción ha experimentado una productividad baja o nula en términos de productividad desde mediados de los años 90. Además como apunta McKinsey & Company en su informe “The construction productivity imperative – Julio 2015” el 98% de los megaproyectos incurre en sobrecostes y retrasos.

Día a día surgen nuevas propuestas tecnológicas y software que se apoyan en la digitalización de aspectos “olvidados” hasta ahora en el entorno de la construcción e ingeniería. Esta digitalización debe hacer ahora hincapié en las soluciones que podemos aportar a la fase de ejecución de proyectos y de cómo la aplicación de tecnologías disruptivas puede ofrecernos mejora y eficiencia en el control de avance de obra así como un ahorro de costes y la reducción o supresión de retrasos.

No hace mucho tiempo que la empresa líder en construcción de Hawaii, Hawaiian Dredging, con 5 divisiones y más de 900 empleados, buscaba soluciones de eficiencia para su nuevo proyecto en “Central Ala Moana”.

Como en tantas otras ocasiones, en estos proyectos complejos en los que colaboran diferentes subcontratas es difícil obtener una visión precisa de lo que está pasando en todo momento en la obra e identificar quien requiere de feedback o nuevas instrucciones.

Su coste operativo de grúa se elevaba a 186€ por minuto por lo que coordinar bien los trabajos y mejorar la eficiencia de uso tendría un importante impacto en la hoja de costes.

Además, por el bienestar de su equipo y colaboradores, así como para evitar costosas multas y suspensiones, la seguridad siempre ha sido una prioridad esencial.

El proyecto nacía con 90 días de retraso debido a incidencias en la gestión de las licencias así que aunando todas las premisas anteriores decidieron apostar por medidas disruptivas basadas en IA y Big Data.

En su camino por la mejora continua apostaron por aplicar las soluciones de un nuevo “player tecnológico” que aporta sus soluciones de hardware y software sobre las grúas para tomar datos de los trabajos que se están llevando a cabo por debajo, tomando cientos de mediciones de diferentes puntos – cargas, pesos, movimientos, izados, equipos de seguridad, horas de inactividad – que instantáneamente se vuelcan en su App. 

Gracias a la utilización y eficiencia ganada por esta tecnología y el trabajo excepcional de todo el equipo consiguieron:

–    Recuperación de los plazos del proyecto.

–    Mejora y verificación de los protocolos de seguridad. Gracias a la toma de datos de equipos de seguridad se pudo verificar en todo momento el uso y aplicación de los mismos. De hecho, uno de sus empleados fue acusado por un inspector de seguridad (por no usar arnés) y Hawaiian Dredging demostró con dicha tecnología y tras revisar los datos que el empleado siempre hizo un uso correcto de los equipos.

–    Recopilación de datos clave.

El equipo pudo monitorizar y generar datos clave de todo lo que estuvo pasando en la ejecución de obra sin tener que desplazarse físicamente a la localización del proyecto.

En palabras de Chris Baze – BIM Manager de Hawaiian Dredgeing: Su equipo no solo optimizó el proyecto y los datos generados, sino que además la tecnología aportó predicciones que podrán ser aplicadas a sus proyectos futuros.

El éxito aportado por la solución tecnológica ha ganado la confianza de la constructora que ya ha confirmado nuevos proyectos con el mismo proveedor de servicios tecnológicos para los próximos dos años

Como hemos visto la Inteligencia Artificial y el análisis de datos ya es hoy por hoy una realidad aplicada en la ejecución de proyectos y además podemos cuantificar el ahorro de costes y la optimización de plazos que esta tecnología aporta al usuario.

Es solo cuestión de tiempo y entrada a mercado que soluciones más completas y accesibles a la pluralidad de proyectos del sector constructivo marquen una nueva era 4.0.

Esta tecnología ya testada y sus beneficios son parte de nuestra visión y de la propuesta de valor de Checktobuild en el sector.

Nuestro desarrollo continuo de una plataforma de servicio llamada plataforma C2B lleva al control de obra basado en Inteligencia Artificial es una apuesta firme por la aplicación de las nuevas metodologías y por la generación de datos de valor.  Además, con una propuesta de valor centrada en el usuario para permitirle una operatividad intuitiva y sin necesidad de trainings adicionales.